Fabricio Ruiz, del espacio peronista de Schiaretti, asumirá como sucesor de su padre al frente del pueblo de Bañado de Soto, en Córdoba. El joven hará historia en la política por su edad y condición educativa.

Un pueblo de Córdoba tendrá a partir de diciembre el intendente más joven de la historia argentina cuando Fabricio Ruiz, de 19 años, asuma el cargo que obtuvo con el 75% de los votos.

Su padre y actual intendente, Alejandro Ruiz, decidió no competir en los comicios y postuló a su hijo para sucederlo, ya que él asumirá un cargo como legislador provincial por el departamento de Cruz del Eje.

Si bien el nombrar parientes en cargos y sucesiones políticas es una práctica de lo más común en Argentina, llama la atención la corta edad del elegido y otro aspecto importante: ni siquiera ha terminado el secundario.

Así Fabricio, representante del espacio peronista del gobernador Juan Schiaretti, llevará las riendas ejecutivas de los 2.000 habitantes de Bañado de Soto con la experiencia aprendida de los tres mandatos de su padre. “Hubo una reunión en el pueblo y la gente del partido resolvió que fuera Fabricio el que encabezara la lista”, señaló en el diario La Voz del Interior su padre. “Él venía participando conmigo en política, sabe de qué se trata”, afirmó, intentando despejar dudas sobre la capacidad de gestión del intendente electo.

Bañado de Soto es conocida en la provincia de Córdoba por su tradicional “Festival del Lechón”, que reúne a miles de visitantes todos los años durante el verano. La comuna se especializa en el turismo rural, y así lo intenta reflejar Alejandro Ruiz en el marco del traspaso de funciones a su hijo.