Lo dispuso este martes, en la Resolución Nº 732, independientemente del tratamiento que tenga el proyecto de Ley que el Gobernador envió ayer a la Legislatura por pedido de Marinelli.

A través de la Resolución Nº 732 de ayer, martes 2 de julio, el Superintendente General de Irrigación dispuso que su remuneración mensual bruta será un 98% de la percibida por el Gobernador de la Provincia. Y como los funcionarios del gabinete cobran un porcentaje de su salario, también recibirán desde julio sueldos más bajos.

Esta Resolución adecua inmediatamente los sueldos del Departamento General de Irrigación con los del Poder Ejecutivo. En tanto la Ley que impulsa el Gobernador a solicitud del Superintendente fijará desde ahora y para las gestiones que vengan al frente del organismo, que el titular del organismo no podrá cobrar por su trabajo más que el primer mandatario provincial.